sábado, 19 de marzo de 2016

BIZCOCHO DE CHOCOLATE INTENSO CON ACEITE DE OLIVA VIRGEN EXTRA "OLEOESTEPA"


Y digo que es intenso porque lleva mucho cacao y el sabor es puro chocolate, nada pesado al paladar. Este bizcocho es el favorito de mi hija. 
 
Yo soy poco de bizcochos, me gustan más las tartas, dulces finos o los bizcochos que están bañados en almíbar, me gusta el dulce jugoso, pero los caprichitos de mi hija hay que complacerlos de vez en cuando y ahora que está en época de exámenes más, que coma bien y sano, como este bizcocho que es muy sano con su aceite de oliva virgen extra.
 
Ingredientes:
 
-100 gr de harina de repostería
-100 gr de "Maizena"
-200 gr de cacao en polvo de buena calidad
-200 gr de azúcar
-4 huevos 
-125 ml de aceite de oliva virgen extra arbequina "OLEOESTEPA" 
-65 ml brandy
-65 ml de agua
-1 sobre de levadura en polvo
-ralladura de una naranja
 

Preparación:

 
Separamos las yemas de las claras. Ponemos las yemas en un bol junto al azúcar y batimos con unas varillas hasta que blanqueen , añadimos el aceite y seguimos batiendo.

Seguidamente juntamos las dos harinas, la levadura, el cacao en polvo y tapizamos en un colador para que no quede el bizcocho con grumos. Incorporamos en el bol también el agua, el coñac y la ralladura de naranja. Mezclamos bien todos los ingredientes, cuesta un poco porque la masa es pesada.

Montamos las claras a punto de nieve, y una vez hecho la uniremos a la pasta anterior en el bol, con cuidado que no baje, con movimientos suaves de arriba abajo.

Tendremos un molde alto untado con margarina y espolvoreado con harina de 18 cm, de esta manera os quedará un bizcocho más alto, si no es alto podéis forrar los laterales con papel de hornear, haciéndolo más alto todavía para cuando este creciendo en el horno, no se derrame. De no tener molde de 18 cm, podéis utilizar uno un poco más grande, pero os quedará más bajo.
 
Colocamos toda la pasta en el molde y horneamos a 170º . Para saber si esta, pinchar con un palillo si sale limpio está cocido, sino, dejarlo algo de más tiempo. 
 
Nunca abrir el horno antes de transcurrir media hora, si no el bizcocho bajaría y con cuidado que no haya corrientes de aire.
 
Terminada la cocción, dejamos el bizcocho que enfríe dentro del horno apagado y una raja abierta.

Lo sacamos y cuándo enfríe espolvoreamos de azúcar glas.





2 comentarios:

¡Gracias por dejarme tu comentario!