domingo, 19 de noviembre de 2017

PINCHO DE CHAMPIÑÓN CON GAMBA


Desde que vi este pincho hace unos días en un programa de televisión , me dije; tengo que hacerlo. Solo en la pantalla ya se veía delicioso, imaginaros al hincarle el diente, chorreandonos esa salsita de ajo en el pan y las manos llenas de servilletas...ummmm...es una delicia para el paladar.

Esta receta es muy tradicional en Logroño, un aperitivo típico de la calle Laurel, donde se puede degustar una de las mejores gastronomías de España en forma de pinchos y tapas, además de poder disfrutar de los mejores vinos. 

Una receta muy simple con una sabrosísima combinación culinaria, cual secreto está en su elaboración a la plancha, en el aceite de oliva y su salsa secreta, que por supuesto es intrigante. Despúes de leer muchas recetas, he tratado de hacerla a mi manera, aunque no sé si me aproximaré, porque nunca los he probado en Logroño, espero algún día hacerlo.

 Ingredientes para cuatro pinchos:

-12 champiñones XL, bien grandes
-4 gambas o langostinos crudos
-4 rebanaditas de pan
-sal
-pimienta molida

Para la salsa:

-6 cucharadas de aceite de oliva virgen extra "Oleoestepa"
-3 cucharadas de vino blanco Montilla-Moriles
-1/2 cucharadita de sal
-1 diente de ajo
-perejil fresco

Preparación:

Primero elaboramos la salsa.
Podemos hacerla con anterioridad y dejarla guardada en la nevera, se mantiene muy bien.
Se puede realizar en el mortero, picando muy bien el ajo y perejil, o más rápido en el vaso de la batidora.

Ponemos en el vaso de la batidora, el aceite, vino, sal, ajo y perejil. Batimos bien y ya está hecha la salsa.

Vamos con los champiñones.
Quitamos a los champiñones el tallo y dejamos el sombrero. El tallo lo podemos utilizar para cualquier salsa, crema o relleno.

Los limpiamos bien de tierra y ponemos los sombreros de los champiñones en una sartén con un poco de aceite que se vayan haciendo unos minutos; le damos la vuelta y otros minutos más. Añadiendo sal y pimienta cuando esten casi hechos para que no pierdan su jugo. Sin pasaros de sal, ya que la salsa también lleva. Sacamos y reservamos.

A continuación en el mismo aceite salteamos las gambas, e incorporamos la salsa, dejandolas hacer unos segundos.

Montamos el pincho.
En la rebanada de pan, engarzamos tres sombreros de champiñon con un palillo y rematamos con una gamba, regandolo con un poco de salsa y listo.