martes, 10 de abril de 2018

BIZCOCHO DE NARANJA Y YOGUR


Hoy les traigo el típico bizcocho de yogur, el que seguro habéis hecho más de una vez, el que nos sirve como medida el vaso del yogur.
 
Yo he cambiado un poco la manera de elaborarlo para hacerlo más esponjoso, añadiendo un huevo más, montando las claras a punto de nieve, añadiendo harina de maiz y darle el toque de la naranja, que estamos en temporada de este cítrico.
 
Es ideal para desayunos y meriendas. Espero les guste.
 
Ingredientes: 
 
-4 huevos 
-1 yogur natural o de naranja 
-3 unidades del vaso del yogur de harina repostería (yo le pongo mitad de harina de repostería y mitad de maizena. De esta forma sale más tierno y esponjoso) 
-2 unidades de azúcar 
-1 unidad de aceite de oliva suave arbequina de "OLEOESTEPA" o de girasol 
-1 sobre de levadura 
-4 cucharas soperas de zumo de naranja 
-1 cucharada sopera de agua de azahar
-ralladura de 1 naranja 
-1 cucharadita de vainilla liquida  
-azúcar glas y canela molida para espolvorear
 
 
Preparación:
 
Separamos las claras de las yemas. Montamos las claras a punto de nieve y reservamos.

Ponemos en un bol las yemas con el azúcar y batimos con un batidor de varillas hasta que el azúcar se disuelva y dublique su volumen. A continuación añadimos el yogur, seguimos batiendo, ahora ponemos el aceite, el zumo de naranja, la vainilla, el agua de azahar, la ralladura, mezclandolo bien con un cucharón o lengua.

Las harinas las mezclamos, junto a la levadura y las tamizamos con un colador para que no salgan grumos. Vamos agregando poco a poco la harina a la mezcla, removiéndola bien con una cuchara de madera.

Una vez incorporada toda la harina ponemos las claras que teníamos reservadas, también añadiéndolas poco a poco y con movimientos suaves de arriba abajo, para que no bajen las claras.

Engrasamos un molde y metemos en el horno a media altura y a 180º.

Dejamos que se vaya haciendo y para saber si esta cocido, pinchar en el centro del bizcocho con un palillo de madera, si sale limpio esta cocido el bizcocho, si no, dejarlo unos minutos más.

No abrir el horno hasta que no haya pasado media hora o más, si no el bizcocho bajará. Dejar enfriar el bizcocho en el horno, con una raja de la puerta abierta, de esta manera os saldrá un bizcocho alto sin que se derrumbe.

Una vez frío, desmoldar y espolvorear con un poco de canela molida y encima el azúcar glas y listo.