sábado, 19 de marzo de 2016

BIZCOCHO ESPONJOSO DE COCO Y ACEITE DE OLIVA


Que ganas tenía de recibir el aceite Arbequina de OLEOESTEPA, lo tenía encargado, ya que en la cooperativa de mi pueblo solo nos suministran el hojiblanca, por fin llegó y manos a la obra para probarlo inmediatamente en mis dulces y aquí mi invento, buenísimo y esponjoso.

En casa de toda la vida solo hemos utilizado tanto mi madre, como yo el aceite de oliva virgen extra de la variedad hojiblanca, un aceite de intenso sabor. Hace meses asistí a una jornada gastronómica en la cuál OLEOESTEPA nos impartió una cata de aceite, nos proporcinaron bastante información de lo que es un buen aceite de oliva virgen extra, lo que es un aceite de oliva virgen, de lo que es un aceite de oliva y de lo que es un aceite de oliva lampante.
Entre sus variedades está el Arbequina que desconocía, un aceite delicado, fino, suave, con aroma almendra, manzana, plátano y con un ligero y equilibrado amargor y picor, ideal para ensaladas de fruta como la de naranja, kiwi, para mayonesas y espectacular para la repostería.

Con unas claras que me habían sobrado de hacer una crema pastelera, un yogur de coco y el aceite Arbequina, el ideal, y algunos ingredientes más, innove con esta receta, espero les guste.







Ingredientes:


-3 claras de huevo
-3 huevos

-125 ml de aceite de oliva virgen extra Arbequina de "OLEOESTEPA"
-250 gr de azúcar
-125 gr de harina de repostería
-125 gr de maizena
-1 yogur de coco
-50 gr de coco rallado
-1 sobre de levadura

-esencia de coco (opcional)



Para espolvorear:


-azúcar glas mezclada con canela
-coco rallado


Preparación:


Separamos las claras de las yemas, reservamos las yemas.

En un bol ponemos las tres claras que hemos separado, más las otras tres que teníamos y montamos a punto de nieve con la mitad del azúcar, reservamos.

Las claras que nos sobran cuando hacemos alguna crema, podemos darle uso en esta clase de bizcocho o congelarla hasta el momento que la necesitemos.

Las yemas que tenemos reservadas, las batimos con la otra mitad del azúcar y el yogur.
Ya batido vamos incorporando el aceite y la esencia de coco o licor, mezclamos bien.

A continuación unimos las dos harinas junto a la levadura, tamizamos en un colador e incorporamos en varias veces a la mezcla, ya terminada de incorporar toda la harina, añadimos el coco, mezclamos bien y por último las claras a punto de nieve, en varias veces también, con movimientos suaves y envolventes sin batir para que no bajen.

Engrasamos un molde de rosco, cuadrado, redondo, como más os guste y metemos en el horno a media altura y a 160º.

Dejamos que se vaya haciendo y para saber si esta cocido, pinchar en el centro del bizcocho con un palillo de madera, si sale limpio esta cocido el bizcocho, si no, dejarlo unos minutos más.

No abrir el horno hasta que no haya pasado media hora, si no el bizcocho bajará. Dejar enfriar el bizcocho en el horno, con una raja de la puerta abierta, de esta manera el bizcocho no se derrumba.

Una vez frío, desmoldar y espolvorear de azúcar glas mezclada con canela y por último el coco rallado y listo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por dejarme tu comentario!