miércoles, 21 de diciembre de 2016

ALFAJORES DE ALMENDRA


El alfajor es un dulce de la repostería española, es una variedad de dulce típicamente navideño, propio de la cocina andaluza por eso es frecuente verlo en las pastelerías y en nuestras casas, refleja de alguna manera las costumbres andalusíes de nuestro pasado. 

Suele estar realizado a partir de una pasta de almendras, miel, especias...etc, aunque hay muchas variantes de este dulce. En latinoamérica es el formato redondo o de oblea, dos o más galletas unidas por un relleno dulce. La mayoría de las variedades proviene de España, donde se encuentran antecedentes desde por lo menos el siglo XVIII.


He estado leyendo varias recetas de alfajores, algunas cedidas y otras de algunos blog, como los de Medina-Sidonia, de Estepa, de Rute, de Valverde del Camino, de la Región de Murcia, alfajores árabes... Alguno de ellos los he comido y he de decir que para mi gusto los mejores que hay y que no encuentro la receta por ningún sitio, son los alfajores de Antequera, son exquisitossss, pura almendra.  Aquí os dejo mi receta sacada de unas y otras, un poco a mi manera, con el toque Lola, han quedado muy ricos. Espero les gusten.
























Ingredientes:

-250 gr de almendra
-250 gr de harina de fuerza
-125 gr de manteca de cerdo
-125 gr de azúcar
-1 cucharadita de café de ajonjolí tostado
-1 cucharadita de café de anís en grano tostado
-1/2 cucharadita de café de canela molida
-1 clavo de olor
-la puntita de un cuchillo de nuez moscada
-1/2 ralladura de limón
-1/2 ralladura de naranja

Para el almíbar:

-200 ml de agua
-200 gr azúcar
-1 cucharada sopera de canela

Para el azúcar glas:

-100 gr de azúcar
-3 gr de harina de maíz (Maizena)
-1 paquete de azúcar avainillada (lo venden en Lid)

Preparación del almíbar:
Ponemos el agua, azúcar y canela en un cazo al fuego y dejamos hervir entre cinco y siete minutos, a fuego lento, dejamos enfriar.

Preparación del azúcar glas:

Molemos en un molinillo de café el azúcar junto con la maizena y el azúcar avainillado, lo dejamos bien fino.


Preparación de la masa:


Tostamos la harina en una sarten removiendo continuamente para que no se nos queme. Cuando veamos que esta cogiendo color café con leche, la apartamos y dejamos enfriar y con las almendras hacemos lo mismo, la tostamos y dejamos enfriar. También tostamos el anís en grano y el ajonjolí.

La mitad de las almendras las molemos junto con las especias, anís, ajonjolí, clavo, la dejamos hecho polvo. La otra mitad de las almendras las troceamos. 
Colocamos las almendras en una bolsa de plástico, cerramos y luego con un mazo golpeamos para que se troceen sin que se hagan polvo, que se noten los trozos al comer.

La manteca dejamos un rato fuera del frigrífico a temperatura ambiente.

Tamizamos la harina con un colador y ponemos en un bol. Vamos a ir añadiendo a la harina, la manteca blanca, el azúcar, la almendra molida, las especias tostadas, las ralladuras de limón y naranja, la canela y la nuez moscada, amasamos con las manos poco a poco. Añadimos la almendra en trocitos y seguimos amasando, parecerá una masa arenosa. Seguimos amasando y juntado la masa apretándola hasta que quede fina.

Cogemos porciones como para hacer croquetas, moldeamos con las manos y pasamos por el almíbar. Dejamos secar hasta el día siguiente en una rejilla. 

Al día siguiente rebozamos en azúcar glas cubriéndolos bien por todos lados, primero una vez y cuando hayamos terminado todos le damos otra pasada de azúcar glas. Envolvemos en papel para que no endurezcan. Con esta cantidad y este tamaño me han salido diecisiete.

Los metemos en una cajita y son ideales para regalar.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por dejarme tu comentario!