sábado, 9 de abril de 2016

HELADO DE VAINILLA CON BROWNIE


El postre y la combinación perfecta.

Es el único helado entre mis helados que lleva huevo, me gusta hacerlos más ligeros y para mantecar en vez de huevo, utilizo gelatinas, leche en polvo...pero resulto muy bueno y nada pesado.

























Ingredientes:

-400 ml de leche semi-desnatada
-400 ml de nata
-4 yemas
-100 gr de azúcar
-2 cucharadas de azúcar invertido
-1 vaina de vainilla
-2 cucharaditas de esencia de vainilla
-trocito de canela en rama


Preparación:

Poner a hervir la leche a fuego bajo, con la vaina de vainilla abierta por la mitad, la canela y el azúcar. Cuándo hierva dejar enfriar y infusionar media hora mínimo que coja bien los aromas de la vainilla y canela.

Batimos la yemas con la esencia de vainilla, añadimos a la leche que previamente habremos retirado la rama de canela y vainilla, ponemos a fuego suave nuevamente sin que llegue a hervir, pues cuajaría.

Cuándo veamos burbujitas apartamos, añadimos la nata y el azúcar invertido, batimos bien con el brazo batidor y al frigorífico, mínimo 4 horas.

Pasado las cuatro horas o más en la nevera, ponemos en marcha la heladera, incorporamos la mezcla y mantecaremos unos 30 o 40 minutos. Luego lo pasamos a un tupper y al congelador.

Antes de consumirlo sacarlo del congelador 5 o 10 minutos antes ya que endurece.

Este helado lo podéis acompañar además de como esta presentado en la foto, con crema inglesa, frutos del bosque, nata montada, mermeladas...esta rico de todas maneras.

¡¡A DISFRUTARLO!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por dejarme tu comentario!