jueves, 10 de marzo de 2016

PUDING LIGHT DE CHOCOLATE Y QUESO (bajo en calorías)


Tenía unos ingredientes que gastar porque se cumplían de fecha y pensando, pensando surgió la innovación.

Con unos quesitos que se me cumplian y unas magdalenas que empezaban a ponerse duras, ideando, ideando...que postre hacía para reciclarlo, surgió la idea de un puding de chococolate. Pensé en quitarle parte de la leche que lleva el puding y sustituirla por el queso sin nada de grasa, añadirle algo de aroma de naranja que le va de maravilla al cacao y el resultado ha sido ¡¡buenísimoooooo!!





























Ingredientes:

-3 huevos
-1 1/2 vaso de leche desnatada 
-150 gr de queso fresco 0% materia grasa (o 3 pack de los que vienen individuales de 50 gr cada uno)
-5 cucharadas soperas de edulcorante en polvo
-200 gr de magdalenas o bizcocho
-75 gr de cacao en polvo NESTLE GOLD
-ralladura y cáscara de una naranja
-un trozo de rama de canela
-caramelo liquido
Si no queréis que el postre sea light podéis sustituir la leche por leche entera, el queso por queso con grasa y el edulcorante por azúcar, pero llevará más calorías. Hacerlo como más os guste



Preparación:


Poner la leche en un cazo, con la cáscara de media naranja, (reservando la otra media) el edulcorante y canela, a fuego lento, llevar a ebullición y retirar. Dejar infusionar para que coja los aromas. Este paso lo podéis hacer horas antes.

Una vez enfriada la leche, la ponemos en la batidora, en ella también añadimos los huevos, el cacao en polvo, el queso, batimos muy bien que se deshaga el queso. Sacamos de la batidora y añadimos la ralladura de la media naranja restante a esta mezcla.

Las magdalenas las cortamos a láminas.
Cogemos un molde rectangular de 12 cms de ancho y 22 cms de largo y untamos con el caramelo líquido.
La cantidad que nos sale con estos ingredientes viene a la medida justa del molde.

Ahora vamos poniendo láminas de magdalenas en capas. Empapamos con la mezcla del huevo, leche, queso...etc.. y después otra capa de magdalenas y a empapar otra vez, así sucesivamente hasta hacer varias capas. El resto de la mezcla que nos ha quedado se la añadimos al final para completar el molde que debe de quedar todo bien lleno y cubierto.

Ponerlo en un recipiente con agua al baño maría y meterlo en el horno precalentado a 210º, se hará en una hora o algo más, según el horno de cada cuál.

Para saber si está hecho, pinchar con un palillo de madera, si sale limpio estará, sino, dejarlo minutos más.

A la hora de emplatar, si os gusta podéis espolvorearlo de cacao en polvo.

4 comentarios:

  1. Segurísimo que tiene que estar ESPECTACULAR!!! jajaja lo haremos y lo probaremos👌

    ResponderEliminar
  2. Segurísimo que tiene que estar ESPECTACULAR!!! jajaja lo haremos y lo probaremos👌

    ResponderEliminar

¡Gracias por dejarme tu comentario!