domingo, 6 de marzo de 2016

MEMBRILLO EN ALMÍBAR AL MOSCATEL (light, sin azúcar)


Con la entrada del otoño llega la temporada del membrillo. El membrillo es una fruta con textura áspera, se puede comer crudo pero hay infinitas maneras de cocinarlo que lo hacen más agradable al paladar, como en recetas saladas y como no, en repostería. 

La receta es de mi madre, pero mejorada por mi. Siempre la hemos comido en casa llegando la temporada del membrillo, pero con azúcar que queda mucho más bueno. Mi madre no tuvo más remedio que cambiar el azúcar por el edulcorante cuando a mi padre le diagnosticaron diabetes, ya que era su postre favorito. Ella sólo le ponía edulcorante y canela, yo le añado demás ingredientes ya que nosotros si lo podemos comer así. El olorcito que desprende al cocinarlo llena la casa todo el día de su aroma.


Ingredientes:

-3 membrillos gordos
-3 cucharadas soperas de vino dulce moscatel
-12 pastillitas de edulcorante stevia o si preferís con azúcar, ponerle 6 cucharadas soperas
-1 rama de canela
-3 clavos de olor


Preparación:


Pelamos los membrillos, los lavamos enteros y troceamos.

Lo ponemos en una olla y cubrimos de agua, yo he calculado unos 800 ml.

Añadimos el edulcorante o azúcar, la canela, el vino moscatel y los clavos enteros. Si os gusta más dulce podéis añadir más edulcorante.

Le ponemos la tapadera y a fuego medio, cuando arranque a hervir lo dejamos unos 20 o 25 minutos. Pinchar para saber si esta tierno.

Dejar enfriar a temperatura ambiente y cuando se haya enfriado meter en la nevera y listo.

Se puede consumir templado o frío, a mi me gusta frío.

Delicioso postre bajo en calorías.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por dejarme tu comentario!