domingo, 6 de marzo de 2016

DULCE DE MEMBRILLO


Un dulce elaborado con fruta propia del Otoño, sencillo y rápido de hacer, aunque hay gente que se complica mucho a la hora de prepararlo.

No hay que dejar el membrillo toda la noche que repose con el azúcar, ni dejarlo horas al fuego, ni estar removiéndolo con una cuchara sin parar, con lo que conlleva que nos podamos quemar con las salpicaduras...todo esto y más he leído en algunos blog de cocina. Esta receta es igual de rica que cualquier receta de dulce de membrillo, a la vista está y hecha en unos minutos.

También se le llama carne membrillo. Su origen es español. Muy cerquita de mi pueblo se encuentran las zonas de producción típicas, en el pueblo de Puente Genil. Griegos y romanos trajeron este fruto a España lo comían cocido y endulzado con miel, también lo utilizaban para elaborar licores.








































Ingredientes:

- 500 gr de membrillo limpio
- 500 gr de azúcar
-zumo de medio limón
-unos trozos de piel del membrillo



Preparación:

Se lavan bien los membrillos, los pelamos y partimos en trozos como si estuvieras cascando patatas.

Pesamos la misma cantidad de membrillo limpio y la misma de azúcar. Lo ponemos en un bol, añadimos el zumo de limón y removemos.

Vamos a cocinarlo en la olla rápida o en olla exprés.
Engrasamos el fondo de la olla con mantequilla para que no se nos pegue. Ponemos el membrillo junto al azúcar, el zumo y dos trocitos de pieles del membrillo bien lavadas, dejamos reposar dentro de la olla tapada una hora para que suelte los jugos.

La función de la piel del membrillo hará que cuaje mejor el dulce, por la pectina que contiene.

Pasado este tiempo, ponemos la olla tapada al fuego, cuando salga el vapor, bajamos la temperatura, lo ponemos a fuego medio y contamos siete u ocho minutos en olla rápida y en olla exprés me supongo que diez o doce, tendréis que comprobarlo ustedes, en la olla rápida sale perfecta en ocho minutos.

Ya pasado los minutos, dejamos enfriar la olla, abrimos la tapa, retiramos las pieles y pasamos el membrillo a la batidora, batimos bien. La ponemos en una fiambrera o cualquier cacharro que más os guste.

Dejamos enfriar a temperatura ambiente y la conservamos en el frigorífico tapada. Cuaja de momento.

Se puede comer tal cual esta. Es ideal para rellenar dulces, para desayunar en tostadas con queso de untar, para postre con queso fresco y un poco de miel por encima....ummmmmm....deliciosooooo....espero os guste.

2 comentarios:

  1. Loli, que rico y que rápido, en casa mi mamá siempre lo hacía y yo también pero de manera tradicional, que te tirabas mas horas dándole vueltas y con el cuidado de que no te salpicara, voy a comprar membrillos y voy a hacerlo. Gracias por compartir.

    ResponderEliminar
  2. Has visto!!. A veces nos complicamos mucho al elaborar algunas recetas que ya son sencillas de por si. Ya me dirás como te sale

    ResponderEliminar

¡Gracias por dejarme tu comentario!