lunes, 30 de enero de 2017

DONUTS

El donuts también llamado rosquilla, dona, berlina es un rosco de pan dulce frito.

Los orígenes de los donuts se disputan. Unos historiadores afirman que sus precursores se pueden encontrar entre la gente medieval del norte de Europa. Otros que un marinero llamado Hanson Gregory, hiciera el famoso agujero con la tapa de un pimentero de un barco, para solucionar el problema de que la masa no se friera bien en el centro. También se dice que viene del dulce navideño holandés oliebollen (bolas de aceite), que éstos trajeron a Nueva Ámsterdam en el siglo XVI. 

En los siglos siguientes evolucionó hacia el donuts que hoy en día se conoce, ya que en España, en 1962 el empresario y panadero Andrés Costafreda constituyó la empresa Donut Corporation, tras un viaje a Estados Unidos. Comenzó a fabricarlos y comercializarlos bajo la marca registrada Donuts, sobre la que mantiene la propiedad exclusiva en España.























Ingredientes:

-200 gr de harina de repostería
-100 gr de harina de fuerza
-80 ml de leche
-50 gr de mantequilla
-1 huevo
-50 gr de azúcar
-25 gr de azúcar invertido o miel
-25 gr de levadura fresca de panadero
-ralladura de una naranja
-5 vainas de cardomomo
-pizca de sal
-aceite de oliva suave arbequina de OLEOESTEPA para freír o de girasol

Ingredientes para la glasa blanca:

-50 gr de mantequilla
-6 cucharadas soperas de azúcar glas (puede ser casero)
-3 cucharadas soperas de agua

Ingredientes para la glasa de chocolate:

-150 gr de chocolate negro
-4 cucharadas de agua
-30 gr de mantequilla

Preparación:

Calentamos la leche, pero que quede tibia. Disolvemos la levadura en ella.

En un bol ponemos las dos harinas juntas y en el centro incorporamos el huevo, la mantequilla a trocitos, el azúcar, el azúcar invertido, la sal, la leche con la levadura y las semillas de cardomomo, que anteriormente hayamos sacado de la vaina y machacado en un papel de cocina con un mazo o rodillo. Amasamos toda esta mezcla. 

El azúcar invertido sirve para humedecer la masa y que el donuts quede tierno por más tiempo.

Dejamos elevar en el mismo bol untado con aceite y tapado con papel film hasta que duplique o triplique el volumen. 

Pasado el tiempo sacamos la masa del bol, espolvoreamos la encimera y amasamos un minuto para quitarle el aire. Pasamos el rodillo y dejamos con un 1 cm de grosor.

Con un cortador de donuts, cortamos los donuts y vamos poniéndolos en una bandeja cubierta con papel de horno cortado en trozos. Las bolitas interiores que nos sobran volvemos amasar y cortamos nuevamente. Si no disponéis de cortador de donuts, cortar con un aro y el agujero del centro se hace con un tapón de botella de agua, o de algún refresco o con una boquilla de manga pastelera.

Metemos la bandeja en el horno apagado y dejamos hasta que duplique su volumen. Yo los dejé toda la noche. Si queréis acortar el tiempo calentar el horno a 50º y dejarlos dentro apagado, en una hora o dos, según el clima estarán listos para freír.

Freímos los donuts en abundante aceite de oliva o girasol a temperatura baja con el papel para que no se deformen. Retiramos el papel con unas pinzas y con la ayuda de la espumadera damos la vuelta. Sacamos y ponemos en papel de cocina que absorban el aceite. 

Con esta cantidad suelen salir unos 9 o 10 donuts, según el tamaño que les deis. Podéis bañarlos según el gusto, en glasa blanca o de chocolate.

Mientras preparamos la glasa blanca.

En un bol mediano derretimos la mantequilla en microondas en tipo descongelación, unos 50 segundos. Sacamos añadimos el agua, removemos y añadimos el azúcar poco a poco. 

Para la glasa de chocolate. 

Derretimos todos los ingredientes juntos, en el microondas a media potencia, en intervalos de un minuto, removiéndolo a cada minuto

Bañamos los donuts en la glasa deseada y dejamos escurrir en una rejilla. Pueden durar unos días tiernos, aunque podéis congelar si no los gastáis todos y sacar cuando deseéis consumirlos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por dejarme tu comentario!