viernes, 19 de febrero de 2016

MACARONS DE CREMA CATALANA


Con esta tarde lluviosa lo que pega es estar junto a la chimenea, cafelito y unos cuantos de éstos.

Aunque parece sencillo de hacer es un dulce muy traicionero, hay que cogerle el punto exacto en todo, en horno, secado, mezcla, etc. A mi me salieron al tercer intento, si no os sale así no importa, el sabor es el mismo, es buenísimo, una delicatessen.

Esta receta la vi en el blog de El dragón de la fresa y me encantó, me pusé manos a la obra aunque no me veía capaz de hacerlos, ya tuve varios intentos fallidos con los macarons, pero he aquí, me quedaron de maravilla.



























Ingredientes:

- 110 gr de almendra molida (yo la compro entera y la muelo en la picadora)
- 200 gr de azúcar glas (yo azúcar granulado molido en el molinillo del café)
- 90 gr de claras de huevo (3 claras de huevos L)
- 35 gr de azúcar granulado

Preparación:

Molemos la almendra y el azúcar, se mezclan las dos. Podéis ponerle la almendra molida ya comprada así y el azúcar glas, pero para mi gusto el sabor del azúcar molido es mucho más bueno, por mucho que digan que no salen si no es azúcar glas, pues a mi me salen y buenísimos, ya que el azúcar glas no es azúcar puro, sino, un compuesto.

Una vez mezclada se tamiza por un colador para que no queden grumos y reservamos. Mientras montamos las claras a punto de nieve, cuándo estén medio montadas añadimos el azúcar granulado y seguimos montando hasta que las claras estén bien firmes.

Ya con el merengue listo, añadimos la mitad de la mezcla de azúcar glas y almendra, y mezclamos con cuidado integrandolo todo, añadimos el resto, y seguimos mezclando de modo envolvente hasta que veamos que la mezcla queda brillante.

Ahora metemos la pasta en una manga pastelera, y hacemos círculos del mismo tamaño sobre un papel de hornear o en una bandeja de silicona que ya trae los circulos marcados, ponemos en la bandeja de horno, damos un par de golpes suaves a la bandeja para que expulsen el posible aire de su interior y no se quede la pasta en forma de pico.

Dejamos secar los macarons en el papel o la bandeja de silicona. Ahora con la humedad que hay puede tardar horas, yo pongo el horno a calentar a 50º, lo apago y meto ahí los macarons a secar, el proceso es más rápido y da el mismo resultado. Para saber si están secos tocar con cuidadito el macarons por encima y si no se pega al dedo están en su punto de hornear, si se pega dejarlo un poco más hasta que seque.

Horneamos con el horno precalentado a 150º durante 12 minutos. Dejarlos enfriar antes de despegarlos del papel o bandeja y listos para rellenar.

Ingredientes para la crema catalana:

- 500 ml de leche
- 3 yemas
-120 gr de azúcar
- 40 gr de maizena
- cascara de limón
- canela en rama

Preparación:

Disolvemos la maizena en un poco de leche, añadimos las yemas batidas, y reservamos.

En un cazo ponemos el resto de la leche, el azúcar, la cascara de limón y la canela, y calentamos a fuego suave hasta que el azúcar se disuelva.

Antes de que arranque a hervir, añadimos la mezcla de yemas, leche y maizena, y removemos sin parar hasta que espese.

Dejamos enfriar en el frigorífico, una vez fría ponemos la crema en una manga pastelera, y rellenamos los macarons.

Para finalizar ponemos otro poquito de crema encima de los macarons con cuidado, espolvoreamos de azúcar morena y quemamos con un soplete.

Rellenar en el momento de consumirlos, ya que esta crema crea mucha humedad y los macarons no son de humedad, se ablandarían.

Cuidado porque no podréis comeros uno sólo...jijijijijiji...crean adicción de lo ricos que están.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por dejarme tu comentario!